Páginas

domingo, 20 de septiembre de 2015

¡Invita Montoro!

La mejora económica es un hecho. No podemos negarlo. Y cuando digo que no podemos, es que no podemos. Vamos, con otras palabras, que no nos dejan afirmar lo contrario. ¡Cualquiera!

Hace unos años ya que me enteré que la cerveza es cosa de ricos. Hablo de 2013, Montoro se disponía a presentar los Presupuestos Generales para el año 2014 y aseguraba que se trataban de los “presupuestos de la recuperación”. No puedo ponerlo con mayúsculas puesto que más que el nombre propio de los Presupuestos, se trata del nombre común. ¡Y tan común! Ya que un año después repetiría sus palabras, como si el guión se hubiese traspapelado y estuviese leyendo de nuevo los Presupuestos del año anterior. Ni corto ni perezoso aseguró, ya en 2014, que lo que tenía delante eran los “presupuestos de la consolidación de la recuperación” prevista para el año 2015.

Continúa en... http://www.publicoscopia.com/tribuna-libre/item/4758-invita-montoro.html

Continúo aquí ya que la Plataforma Publicoscopia ha cerrado

La cerveza es cosa de ricos, como iba diciendo, y es que, desde el año 2013, no hay verano que no haya escuchado una frase tan lapidaria como “y que después digan que hay crisis, ¡si las terrazas de los bares están llenas!”. Montoro se emociona, se le sube la cerveza a la cabeza y decide, de nuevo, presentar los Presupuestos Generales del Estado para el año 2016 calificándolos de “los presupuestos de la recuperación”.

Nadie puede negar que este verano las terrazas también se han llenado. Por tanto -y por tan poco- es
lógico afirmar que estamos saliendo de la crisis, al igual que en 2013, que en 2014... La locura sería
relacionar las terrazas llenas con las ganas de tomarse una cervecita relajado disfrutando de las tan merecidas vacaciones que tus limitados ahorros permiten financiarte. ¡Para nada! Yo me tomo una cerveza y Rato, mientras tanto, olvida sus problemas fiscales navegando en yate.

Los datos afirman que seguimos sin crear empleo juvenil, que los parados de larga duración siguen sin encontrar trabajo y que el poder adquisitivo de los pensionistas no debería permitir gastos en cervecitas veraniegas. Aún así estos “presupuestos de la recuperación” parecen prometer una subida de las pensiones, a la vez que Luis María Linde, el gobernador del Banco de España, afirma que la situación de estas es insostenible a través de cotizaciones sociales y solo podrían financiarse mediante la recaudación de impuestos. Pero estos Presupuestos parecen pintarnos unas fabulosas rebajas fiscales, que para malpensados o acertados podrían tacharse de electoralistas. Mientras, las grandes empresas contribuyen con una media del 6%, debido a las deducciones, créditos fiscales y beneficios diversos y el IBI sigue siendo “cuestión de ateos”.

Con Montoro presentando unos presupuestos de traca y los economistas asegurando que son de truco, el final de agosto comienza a vaciar algunas de las terrazas que se llenaron de pensionistas adinerados y parados ricachones. Entonces, todos nos volveremos pobres y cambiaremos la cerveza fresquita por el café calentito que, como ya se encargó de asegurar nuestro anterior presidente, cuesta alrededor de los ochenta céntimos. ¿Volveremos en invierno de nuevo a la crisis? ¡La que está liando Zapatero!

No hay comentarios:

Publicar un comentario